sábado, 16 de octubre de 2010

SARA

…De pronto el caos y el desorden se instaló en nuestras vidas. Una habitación de mi casa se convirtió en una especie de santuario sin ningún ritmo entendible.
Empecé a sentirme la más odiada cuando antes era la más amada, a ver la puerta siempre cerrada, a sentir que se alejaba de mi... Entendía que era lo natural y que todos lo hemos hecho. Ahora me tocaba vivirlo desde el otro lado y tenía que prepararme para ello.
Está creciendo, se hace mayor y, de alguna manera, en esta etapa la pierdo un poco. Creo que fue en ese momento cuando decidí tener un registro de esos cambios.
He procurado infiltrarme en ese caos sin que se notara mi presencia en exceso. He intentado dejar de lado mis lazos y sentía que estaba realizando un trabajo que, más adelante, será un regalo para las dos.
La adolescencia es una etapa de cambios constantes en todos los sentidos: los miedos para los padres, el mundo exterior que aparece para ellos…


Expongo el trabajo realizado en:
Escuela de Fotografía Man Ray (C/ Virgen de Belén,16) a partir del 22 de octubre.

6 comentarios:

javier dijo...

Me ha encantado el texto y la foto!!! Intentaré hacerme un hueco para ver tu trabajo. Un abrazo

Antona dijo...

Sencillamente "ley de vida".Bueno el texto,estoy deseando ver las imagenes.Tiene suerte tu hija
salu2

silvia dijo...

felicidades yola!! estoy deseando que llegue el viernes para poder disfrutar de este trabajo que has hecho con tanto cariño y delicadeza. muchos besos

MONY dijo...

Me ha encantado el texto que bonito ser madre.
Muchos besos

Ana Manotas Cascos dijo...

Yolanda tus retratos son excelente y además muy originales. Espero veros pronto a Emilio y a ti y poder charlar un rato.
Besos

Sergio dijo...

Todavía sigo resignándome a abandonar la emulsión. Creo que tendré que ceder a la era digital.
Me gusta tu trabajo